PERSPECTIVA DE GÉNERO EN EL DESARROLLO DE COMPETENCIAS

violetcircle.jpg AUTORIDAD NATURAL Y LIDERAZGO EN FEMENINO:
   UNA VÍA HACIA EL EMPODERAMIENTO

La perspectiva de género irrumpe en el desarrollo de las capacidades para el liderazgo.

La desvalorización de lo femenino vehiculada por la cultura patriarcal aún pesa de modo específico en la senda de eclosión por la que avanza la mujer actual.

Restaurar las cualidades del principio femenino y engarzarlas con ejercicio del liderazgo abre una puerta hacia la construcción de una nueva manera de incidir en la realidad que tenga presente el bien común.

La mujer tiene mucho que decir en el proceso de aunar conciencia y poder. Su palabra y su acción serán más eficaces cuanto más ancladas están en su autoridad natural.

violetcircle.jpg MUJERES MULTIPLICADORAS

Reconocer el peso de los modelos de mujer que han influido en nuestra
construcción personal nos permite comprender el orden simbólico interior
heredado del patriarcado y el grado de contradicción existente entre lo que
pensamos y lo que somos capaces de sostener.

Este programa constituye un ejercicio de visibilidad, implica una toma de
conciencia de qué perfil de mujer estamos encarnando y hacia donde orientamos
su evolución.

Revisar el rol femenino, la capacidad de multiplicar la especie y también nuestra
manera de participar en el mundo, se convierte en una aventura plagada de
sororidad que permite entablar otro diálogo mujer-hombre.

violetcircle.jpg EL DIÁLOGO ENTRE HOMBRES Y MUJERES

La comunicación y la escucha activa se tiñen de matices singulares cuando está en juego el diálogo entre géneros.

Comprender la guerra larvada que aun rige entre hombre y mujer es el primer paso para transformarla.

Pasar del diálogo como lucha de poder al diálogo co-creador es un proceso de reeducación. Requiere construir un cierto grado de autonomía y autoestima que nos permita sanear la relación con el otro.

El final de la guerra entre los sexos participa en la construcción de una civilización pacificada y sostenible.

violetcircle.jpg RESTAURACIÓN DE LA AUTOESTIMA FEMENINA

En nuestros tiempos, el principio femenino aun arrastra un fuerte menosprecio cultural, además de verse ahogado por la exigencia de la productividad y el estrés.

Las mujeres que avanzan por la senda de su autonomía con frecuencia se han desconectado de su intuición y receptividad profundas. Por el camino han perdido espacios en los que aprender de otras mujeres y se han orientado según modelos masculinos.

La mujer desvinculada de su sabiduría interior y de su capacidad para el bienestar, con una autoestima fragilizada, está desprotegida ante la agresión y la enfermedad.

Un círculo de mujeres genera un espacio adecuado para que las mujeres desarrollen su asertividad y se reconozcan por sí mismas, saliendo de la vulnerabilidad que implica la dependencia a la mirada del otro.

violetcircle.jpg LA AUTORIDAD DE LAS MUJERES

Frente al valor único del discurso racional, del saber intelectual, instaurado por el patriarcado, la mujer domina la gestión de la complejidad sin que este factor haya sido suficientemente nombrado, reconocido y valorado.

Urge rescatar la autoridad de la mujer de ese espacio de invisibilidad y desvalorización o distorsión en el que aun reside, pese a sostener todos los espacios vinculados al cuidado de la vida.

La autoridad de las mujeres requiere hacerse visible y ser nombrada y reconocida por ellas mismas, para pasar a ser ejercida concientemente, bajo la perspectiva de un cambio de paradigma social y cultural.